lunes, 23 de noviembre de 2015

TRAMITACIÓN DE UNA HERENCIA

En cuanto a los trámites a seguir, debemos tener en cuenta dos factores fundamentales:

  1. Si el fallecido ha dejado o no testamento
  2. Y el grado de parentesco que tenemos con el mismo
Por consiguiente, ¿qué pasos tendremos que seguir en el caso de resultar herederos?
En primer lugar, debemos solicitar el Certificado Literal de Defunción ante el Registro Civil, ante lo cual, nosotros siempre recomendamos solicitar más de uno.

En el caso de no conocer de la existencia de testamento tendremos que solicitar un Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad, registro de carácter administrativo, en el cual constan todos los testamentos hechos por una persona a lo largo de su vida.

Si resulta que el causante sí que hizo en su día un testamento nos encontraremos ante una herencia testamentaria, de manera que los bienes y derechos se van a transmitir del modo en que el fallecido hubiese dispuesto en dicho testamento. Esto será así, siempre que se respete la legítima, que no es sino la proporción de la herencia que la ley reconoce a los herederos legitimarios o forzosos. Además, habrá que solicitar también un Certificado del Registro de Seguros con cobertura de Fallecimiento, a fin de conocer si el causante había contratado alguna póliza de seguro de vida.

En cuanto a los bienes y derechos del causante, para poder disponer de ellos, deberemos como herederos testamentarios solicitar una copia autorizada del testamento, siendo el único testamento válido, en el caso de existir varios, el de fecha más reciente. Dicha copia se pide en la notaría en la que se otorgó el testamento para lo cual debemos acompañar la solicitud con los certificados de defunción y el del Registro General de Actos de última Voluntad.

Asimismo, en el testamento constará quienes son los herederos y en que proporciones, siendo nuestra obligación constatar si existe designación de albacea o contador-partidor.

Volviendo al punto de la obtención del Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad, si de la misma se desprende que el fallecido no había hecho testamento, estaremos ante una herencia intestada o ab intestato, en cuyo caso será necesario que un Notario o Juez declare quienes son los herederos.

En este sentido, la declaración corresponderá al Notario cuando el fallecido haya dejado cónyuge viudo, descendientes o ascendientes; correspondiendo sin embargo al Juez en caso contrario.
Llegados aquí, resulta necesario realizar un inventario, tras lo cual, habrá que acometer la redacción del cuaderno particional, que es el documento en el que se recogen los datos de los herederos designados, así como las adjudicaciones de sus bienes, derechos, deudas. Asimismo, se trata de un documento de cuya compleja redacción puede encargarse nuestro equipo de abogados.
Dicho esto, conviene destacar que aunque no son obligatorias ni la escritura ni la inscripción en el Registro de la Propiedad, sí que será necesaria la escritura ante Notario si queremos que las adjudicaciones se inscriban en el citado registro.

Y muchas veces nos preguntamos, ¿puede hacerse en Documento Privado? Y la respuesta es sí. Podrá hacerse:

  1. Por parte de aquellos herederos a los que no les interese llevar a cabo la partición de bienes.
  2. Por el heredero único
  3. O en aquellos supuestos en los que la herencia se componga únicamente de dinero, acciones o bienes muebles.

Bastará, en estos casos, con legitimar la firma del documento ante Notario, documento que variará en función de las circunstancias, y de cuya redacción se encargarán nuestros abogados.

Por otro lado, una vez hecha la adjudicación de su parte a cada heredero deberá pagarse el Impuesto de Sucesiones, y abonar la Plusvalía correspondiente.

Por último, una vez liquidado el Impuesto de Sucesiones, y abonada la Plusvalía, ya podremos como herederos tomar posesión de lo que nos corresponde:

  1. En el caso de los Bienes Inmuebles: Resulta recomendable inscribirlos en el Registro de la Propiedad, debiendo inscribir también todos los derechos y participaciones que recaigan sobre dichos bienes.
  2. En el caso de dinero, valores y seguros: Se debe acudir con el cuaderno particional a los bancos, y a las entidades aseguradoras a efectos de solicitar la entrega de lo que corresponda, acreditado a su vez el pago de los impuestos a dichas entidades.
  3. En el caso de vehículos: Deberá hacerse la transferencia ante la Dirección General de tráfico.
Copyright © 2012 Abogado Herencias Madrid · SMF MONCLÚS Todos los derechos reservados


AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD Safe Creative #1511270208311



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información