• SMF MONCLÚS - ABOGADOS HERENCIAS Y TESTAMENTOS EN MADRID

  • ABOGADOS ESPECIALISTAS A SU SERVICIO. DESPACHO EN MADRID

  • PUEDE REALIZAR SU CONSULTA ON-LINE, RESPONDEMOS SIEMPRE

ABOGADO DE HERENCIAS MADRID

Rss

domingo, 14 de agosto de 2016
Responsabilidad del heredero

Responsabilidad del heredero

Cuando se abre la sucesión, surgen ciertas necesidades que los herederos deben cumplir. Si desconoce cuáles son sus responsabilidades por aceptar una herencia, venga a consultar sus dudas con nuestros abogados. Visite nuestro despacho experto en derecho de sucesiones de Madridy cuéntenos su caso. De momento, aquí le dejamos algunas nociones básicas.
  • Si acepta pura y simplemente: Por la aceptación pura y simple, o sin beneficio de inventario, quedará el heredero responsable de todas las cargas de la herencia, no sólo con los bienes de ésta, sino también con los suyos propios. Se confunden los patrimonios con la 1. Puede perjudicar a los acreedores de la herencia o a los acreedores del propio heredero, al seguir los criterios de prelación de créditos. Se produce la confusión en el heredero, siendo a la vez acreedor y deudor, y también se confunden los patrimonios. Algunos autores, como Lacruz Berdejo, consideran que el acreedor de la herencia tendrá cierta preferencia respecto a los acreedores del heredero.
  • Si acepta a beneficio de inventario: no confusión de patrimonios. Es la facultad que se atribuye al heredero para autolimitar su responsabilidad a los bienes de la herencia. Esta aceptación podrá hacerse ante Notario, o por escrito ante cualquiera de los Jueces, que sean competentes para prevenir el juicio de testamentaría o abintestato, debe hacerse ante Notario o juez competente, presentando previamente un inventario. Están exentos de esta formalización del inventario quienes reclamen la herencia a otros que ya la poseen. Se exigen una serie de plazos, dependiendo de si poseen o no los bienes, si residen en el lugar o no del fallecido, etc.. Además, puede haber varios herederos y que unos acepten pura y simplemente, y otros acepten a beneficio de inventario. Este derecho de aceptar a beneficio de inventario se pierde cuando no se cumplen los plazos o cuando, a sabiendas, el heredero tiene una actitud culposa para perjudicar a los interesados en la herencia, o también cuando el inventario es incompleto.
jueves, 14 de julio de 2016
El legatario

El legatario

El legatario es todo el llamado a una relación jurídica concreta y de bienes determinados, pero no a la totalidad del patrimonio. El legado no tiene por qué ser cuantitativamente menor a la herencia, la diferencia es cualitativa, ya que su situación es más simple que la del heredero. No se trasmite por ley la posesión del bien legado, sino que tiene que pedir la entrega a los herederos.

El legatario no sucede en las deudas, pero sí se ve afectado por las relaciones hereditarias, dado que, antes de pagarse los legados deben satisfacerse las deudas hereditarias; y en el caso de que toda la herencia se distribuya en legados, los legatarios responden directamente de las deudas hereditarias, como titulares de los bienes legados y que están afectos al pago.

El legatario sólo va a adquirir los bienes que le atribuya expresamente el causante, su llamamiento no tiene la fuerza expansiva de la herencia, ya que por ésta se sucede en la totalidad, incluidos los bienes que el causante desconociera.

Aquí tiene un breve esquema para entender mejor cómo funciona esta figura:
  • Si B no acepta el legado, la herencia tiene tal fuerza expansiva que la finca irá a parar a la herencia (A).
  • Si A no acepta la herencia, ésta NO irá a parar al legatario. Se abrirá la sucesión legal, ab intestato, y se hará lo establecido en la ley.
  • El testador se olvida de que tiene una cuenta corriente, ésta se incorpora a la herencia de A por su fuerza expansiva.
Así como el heredero tiene preferencia para el cobro respecto del legatario, hay legados que no implican sucesión respecto del causante, y hay veces que se legan cosas del heredero, por lo que éste deberá entregarlas. Hay legados de reconocimiento de deuda, de liberación de deuda, etc.

Si tiene dudas, visite nuestro despacho de abogados en Madrid, le estamos esperando.
martes, 5 de julio de 2016
Derecho de sucesiones

Derecho de sucesiones

En derecho civil, una de las ramas que suele requerir la asistencia de un abogado es la del derecho sucesorio. Cuando una persona fallece, sus bienes deben ser repartidos y adjudicados a sus herederos o legatarios. ¿Cómo se reparten los bienes? ¿A quién van a parar? ¿Existen limitaciones legales? ¿Quiénes son los albaceas? ¿Puedo desheredar? Son tantas las preguntas que surgen a la hora de determinar una sucesión, que lo más recomendable es contactar con un abogado experto en derecho de sucesiones. Por ello, nuestro despacho de Madrid se pone a su disposición para asesorarle sobre estos temas.

¿Qué es una sucesión?

La sucesión mortis causa es la sustitución de un sujeto por otro en una relación jurídica que permanece inalterable en los demás elementos. La causa del elemento sucesorio es la muerte de la persona. También puede producir el nacimiento de otras relaciones jurídicas nuevas,, como por ejemplo, el usufructo a favor de cónyuge viudo. En relación con su admisibilidad, se considera necesaria para evitar la inseguridad jurídica.

¿Para qué sirve el derecho de sucesiones? El Derecho de sucesiones o hereditario es la parte del Derecho privado constituida por un conjunto de normas que regula el destino de las relaciones jurídicas de una persona cuando muere, y el destino de las relaciones jurídicas que por este motivo se producen, dado que se produce la sustitución en algunas relaciones jurídicas y la creación o constitución de otras.

Por otro lado, la iniciativa individual y el esfuerzo social están estimulados porque la ganancia obtenida pasará a los seres con los que se tiene una relación familiar o de cariño en vida. Así como la necesaria protección de las familias. Hay que compaginar los intereses individuales y familiares con el interés colectivo, de ahí la justificación del impuesto sucesorio.

Si quiere contar con los servicios de nuestros abogados, no dude en visitar nuestro despacho de Madrid, le estamos esperando.
jueves, 30 de junio de 2016
Herencia para el concebido no nacido

Herencia para el concebido no nacido

¿Qué entendemos por llamamiento del concebido no nacido? Se trata de un acto favorable para el nasciturus, que es lo que viene a llamarse el feto del futuro bebé. El nacimiento determina la personalidad; pero el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables, siempre que nazca con las condiciones que expresa el que nazca con las condiciones que exige el Código Civil.

En ciertas zonas de España, se permite el llamamiento al no concebido, aunque es un caso diferente al llamamiento del nasciturus. En estos términos, la DGRN, para evitar una situación injusta y que hereden efectivamente todos los que determine el testador, ha previsto la figura del fideicomiso, designando al fideicomisario como la persona que distribuirá la herencia a los que estén por nacer.

También se recoge la posibilidad del llamamiento a favor de personas jurídicas; y es que tanto la doctrina como la jurisprudencia entienden que la fundación nace cuando muere el testador, pero se puede entender que le sobrevive (ficción jurídica) porque esa era la voluntad del testador. Además, una persona puede ser llamada dos veces como heredero: en la sucesión testamentaria y en la sucesión legal. En este caso concurren como títulos de la sucesión la designación voluntaria en el testamento y la designación que hace la ley a falta de testamento. En estos casos, si el que es llamado a una misma herencia por testamento y abintestato la repudia por el primer título, se entiende haberla repudiado por los dos. Pero repudiándola como heredero abintestato y sin noticia de su título testamentario, podrá todavía aceptarla por esta segunda vía.

Si quiere más aclaraciones acerca de herencias y sucesiones, le recomendamos que se acerque algún día por nuestro despacho de abogados en Madrid. Nuestro equipo de profesionales del derecho civil estarán encantados de atenderle y ocuparse de su caso.
martes, 24 de mayo de 2016
¿Qué ocurre si nadie reclama una herencia?

¿Qué ocurre si nadie reclama una herencia?

Se abre la sucesión legal, cuando no existen herederos por testamento, o todos los llamados han repudiado, ¿qué ocurre? ¿quién se hace cargo de la herencia? ¿Dónde han ido a parar los bienes? Nuestros abogados de Madrid, expertos en derecho sucesorio, se lo explican.

El Estado sucede, en estos casos, en calidad de heredero, como único perceptor inmediato y liquidador del caudal relicto. Así lo establece el Código Civil, donde en sus preceptos más importantes estipula lo siguiente:
  • A falta de personas que tengan derecho a heredar, lo hará el Estado, quien asignará 1/3 parte de la herencia a Instituciones municipales del domicilio del difunto, de Beneficencia, Instrucción, Acción social o profesionales, sean de carácter público o privado, y otra 1/3 parte, a Instituciones provinciales de los mismos caracteres, de la provincia del finado, prefiriendo, tanto entre unas como otras, aquellas a las que el causante haya pertenecido por su profesión y haya consagrado su máxima actividad, aunque sean de carácter general. La otra 1/3 parte se destinará a la Caja de Amortización de la Deuda pública, salvo que, por la naturaleza de los bienes heredaros, el Consejo de Ministros acuerde darles, total o parcialmente, otra aplicación.
  • Los derechos y obligaciones del Estado, así como los de las Instituciones o Entidades a quienes se asignen las 2/3 partes de los bienes, serán los mismo que los de los demás herederos, pero se entenderá siempre aceptada la herencia a beneficio de inventario, sin necesidad de declaración alguna sobre ello.
  • Para que el Estado pueda apoderarse de los bienes hereditarios habrá de preceder declaración judicial de heredero, adjudicándole los bienes por falta de herederos legítimos.
  • Ahora ya sabe que ningún bien se queda nunca sin heredar. Si quiere evitar que los bienes acaben fuera de la familia, contacte con nuestro despacho de abogados para que podamos asesorarle sobre la mejor manera de proceder.
jueves, 21 de abril de 2016
La revocación del testamento

La revocación del testamento

Todas las disposiciones testamentarias son esencialmente revocables, aunque el testador exprese en el testamento su voluntad o resolución de no revocarlas. Se tendrán por no puestas las cláusulas derogatorias de las disposiciones futuras, y aquellas en que ordene el testador que no sea válida la revocación del testamento si no la hiciere con ciertas palabras o señales. El fundamento de la revocación está en el carácter unilateral del acto; es un acto personalísimo, y requiere la capacidad precisa para testar y una voluntad exenta de vicios.

Existen dos tipos de revocación:
  • Expresa. En el testamento posterior se dice que se revoca el anterior.
  • Tácita. Todo testamento válido posterior revoca el anterior. La doctrina requiere además que el testamento válido posterior que contradiga al anterior, sea incompatible.
Es posible que un testamento revocado adquiera vigencia, cuando el testador revoca el testamento que ha revocado al anterior, diciendo que éste primero tenga eficacia.

La revocación se hace a través del Registro General de Actos de Última Voluntad, y desde 1992, por procedimientos informáticos. ¿Cuáles son los efectos? El primero es facilitar la inscripción de las disposiciones por causa de muerte, y el segundo evitar que se ejerciten testamentos revocados.

El título sucesorio será el testamento o la declaración de herederos ab intestado, acompañado por un certificado de defunción, el certificado de pago de impuestos sucesorios, el certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad, la escritura pública de aceptación de la herencia o si hay un único heredero, en documento privado: la inscripción en el Registro de la Propiedad de cualquier bien heredado.

Para cualquier consulta o duda al respecto, nuestros abogados expertos en derecho de sucesiones se encuentran a su total disposición. Puede visitar nuestro despacho en Madrid y llamarnos sin compromiso para plantearnos sus dudas. Estudiaremos su caso y le ofreceremos las mejores soluciones para resolver sus problemas.
domingo, 10 de abril de 2016
La colación

La colación

El heredero forzoso que concurra con otros que también lo sean a una sucesión, deberá traer a la masa hereditaria los bienes y valores que hubiese recibido del causante en la herencia, en vida de éste, por dote, donación u otro título lucrativo, para computarlo en la regulación de las legítimas y en la cuenta de partición. Esta definición extraída del Código Civil viene a decir que, lo que se da en vida, se debe restar de lo que le corresponde en la herencia. A esto llamamos colación. Nuestros abogados, expertos en derecho de sucesiones, le explican más acerca del tema.

El artículo 1036 del Código Civil dispone que la colación no tendrá lugar entre los herederos forzosos si el donante así lo hubiese dispuesto expresamente o si el donatario repudiare la herencia, salvo el caso en que la donación deba reducirse por inoficiosa, la dispensa puede disponerse en el mismo acto de la donación, en testamento, o en un acto posterior.

En general, han de colacionarse las atribuciones gratuitas hechas en cualquier forma (válidas o no), en cualquier época, y tanto si consisten en bienes muebles o inmuebles, derechos reales o de crédito; también son colacionables los regalos de boda, joyas, vestidos, etc. Por otra parte, no son colacionables los gastos de alimentos, educación, curación de enfermedades, aunque sean extraordinarias, aprendizaje, equipo ordinario.

En síntesis, el donatario y sus coherederos, hay que considerar que el donatario tomará de menos en la masa hereditaria tanto como ya hubiese recibido, percibiendo sus coherederos el equivalente, en cuanto sea posible, en bienes de la misma naturaleza, especie y calidad.

Si está pensando en cómo repartir su herencia, y quiere saber qué le corresponde a cada uno de sus herederos, no dude en contactar con nuestro despacho de Madrid. Nuestros abogados conocen todos los aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de repartir una herencia, y podrán ayudarle a repartir sus bienes de la forma que desee.
viernes, 25 de marzo de 2016
El legado

El legado

El legado es una atribución voluntaria, ordenada por el causante, para distribuir objetos singulares del caudal relicto. Si desea saber más, nuestros abogados expertos en herencias, desde su despacho de Madrid, pueden informarle acerca del asunto.

El legatario adquiere derecho a los legados puros y simples desde la muerte del testador, y lo transmite a sus herederos. Para el pago de los legados, se tiene en cuenta en primer lugar la voluntad del testador. Pero, en el caso de que los bienes de la herencia no alcanzasen a cubrir todos los legados, el pago se hará en el orden siguiente:
  • Los legados remuneratorios.
  • Los legados de cosa cierta y determinada, que forme parte del caudal hereditario.
  • Los legados que el testador haya declarado preferentes.
  • Los de alimentos.
  • Los de educación.
  • Los demás a prorrata.
En cuanto a la invalidez, así como a la capacidad del favorecido, o la posibilidad e ilicitud de objeto, deben apreciarse en el momento de apertura de la sucesión.

Por otra parte, en lo referente a la ineficacia, el legado quedará sin efecto:
  • Si el testador transforma la cosa legada, de modo que no conserve ni la forma ni la denominación que tenía.
  • Si el testador enajena, por cualquier título o causa, la cosa legada o parte de ella, entendiéndose en este último caso que el legado queda sólo sin efecto respecto a la parte enajenada. Si después de la enajenación volviere la cosa al dominio del testador, aunque sea por la nulidad del contrato, no tendrá después de este hecho fuerza el legado, salvo el caso en que la readquisición se verifique por pacto de retroventa.
  • Si la cosa legada perece del todo viviendo el testador, o después de su muerte sin culpa del heredero. Sin embargo, el obligado a pagar el legado responderá por evicción, si la cosa legada no hubiere sido determinada en especie.
domingo, 13 de marzo de 2016
La preterición

La preterición

La preterición se da cuando no se menciona a los legitimarios en el testamento. Se debe mencionar a todos los hijos, y cuando no se hace así se puede dar una preterición intencional o una preterición no intencional o errónea; puede darse una preterición no intencional cuando se cree que un hijo ha muerto por desaparición y luego aparece, o cuando el testador haya hecho el testamento cuando tiene dos hijos y después tiene más. Normalmente, se sanciona más la preterición no intencional que la intencional, dado que la intencional ha sido considerada por el legislador en el sentido de que el testador habrá tenido alguna causa para no mencionar. La preterición no intencional tiene más efectos, ya que de haberlo sabido el testador, habría tenido en cuenta a ese hijo.

No es necesario mencionar al legitimario en el testamento cuando se le han hecho en vida donaciones que cubren lo que se le debía por legítima. La satisfacción de la legítima -o incluso haber pagado parte de ella-, mediante donaciones, excluye el olvido y la desheredación total.

¿Qué efectos tiene la preterición?
  • Preterición intencional. Ésta no perjudica la legítima, lo que quiere decir que el legitimario va a percibirla con cargo al caudal, ingresando en la comunidad de herederos como un sucesor universal más, aunque no por la misma cuota que los otros sino por la representada por su legítima.
  • Preterición no intencional. El legislador ha tratado de interpretar la voluntad del causante pensando que si éste hubiera conocido la existencia de descendientes, les hubiera destinado sus bienes.

Si quiere saber más acerca de esta institución, tanto si le afecta haber sido preterido en un testamento, como si le interesa preterir a alguien del suyo propio, le recomendamos que visite nuestro despacho de abogados en Madrid. Somos expertos en herencias y derecho de sucesiones, y le explicaremos paso a paso todos los detalles para llevar a cabo una correcta preterición, o luchar para que esta no tenga efectos, en el caso de que se haya incurrido en un error.
martes, 8 de marzo de 2016
Distintos tipos de sucesiones por causa de muerte

Distintos tipos de sucesiones por causa de muerte

A la hora de morir una persona, sus bienes se reparten en herencia. Existen distintas formas de suceder a la persona que fallece. Nuestros abogados, expertos en herencias y sucesiones, están a su disposición en nuestro despacho de Madrid para explicarle cada detalle y asesorarle.

Aquí le dejamos una pequeña introducción de lo que supone cada tipo de sucesión.
  • Voluntaria. La persona del sucesor ha sido designada libremente por el difunto. El fenómeno sucesorio está regulado por un negocio jurídico unilateral como es el testamento, o mediante convenio, que es el pacto sucesorio. Es una regla excepcional, prohibida en el Código Civil, donde sólo se permite el testamento unilateral, pero en el Derecho Aragonés cabe que sea unipersonal, pluripersonal o mancomunado, y también es posible disponer en pacto sucesorio de forma voluntaria.
  • Legal. Cuando la designación del sucesor y la regulación del fenómeno sucesorio la hace la ley. Se va a dar cuando, en principio, no se ha otorgado testamento o pacto sucesorio, o cuando el testamento no es válido o es ineficaz. En España, la sucesión legal la llamamos intestada o ab intestato, que va a funcionar en defecto de sucesión testamentario puesto que no existe (nulo) o porque es ineficaz. El Código Civil establece dentro de la sucesión legal la sucesión forzosa, que implica que una parte de la herencia va a parar a los legitimarios, ya designados por la ley.
  • Mixta. Cuando el fenómeno hereditario se regula tanto por la voluntad del difunto como por la ley. La sucesión se defiere por la voluntad del hombre manifestada en testamento y, a falta de éste, por disposición de la Ley. La primera se llama testamentaria, y la segunda legítima. Podrá también deferirse en una parte por voluntad del hombre, y en otra por disposición de la Ley.
domingo, 6 de marzo de 2016
La figura del albacea en el reparto de la herencia

La figura del albacea en el reparto de la herencia

¿Quiénes son los albaceas? Esta figura representa a los encargados de ejecutar la voluntad del testador. Se trata de un cargo de Derecho privado, voluntario y gratuito, que tiene que nombrar el testador, por lo que es un acto personalísimo y no cabe delegación o representación, pudiendo ser uno o varios, pero nunca un menor de edad.

¿De qué se ocupa el albacea? Los albaceas tendrán todas las facultades que expresamente les haya conferido el testador, y no sean contrarias a las leyes. Tiene como funciones resolver los asuntos urgentes en el tiempo del fallecimiento, fomentar el cumplimiento más exacto y puntual de la última voluntad de los testadores, facilitar la conservación y administración del caudal relicto y, si se incluye en su ámbito la modalidad específica de comisario, distribuir dicho caudal pacífica y ágilmente entre los coherederos.

¿Cuáles son las funciones del albacea? El ámbito de ejecución es determinado por el testador, pero si no determinase las facultades de los albaceas, la ley determina las siguientes:
  • Disponer y pagar los sufragios y el funeral del testador con arreglo a lo dispuesto por él en el testamento; y, en su defecto, según la costumbre del lugar.
  • Satisfacer los legados que consistan en metálico, con el conocimiento y beneplácito del heredero.
  • Vigilar sobre la ejecución de todo lo demás ordenado en el testamento, y sostener, siendo justo, su validez en juicio y fuera de él.
  • Tomar las precauciones necesarias para la conservación de los bienes con intervención de los herederos presentes.
Duración del cargo: Salvo declaración en contrario, el plazo es de un año. El albaceazgo termina por la muerte, imposibilidad, renuncia o remoción del albacea, y por el lapso de término señalado por el testador, por la ley y, en su caso, por los interesados.

¿Cómo debo actuar si he sido nombrado albacea? Consulte con nuestros abogados expertos en derecho de sucesiones y herencias. Desde nuestro despacho de Madrid, le explicamos todo lo que tiene que saber acerca de esta obligación que ha adquirido al abrirse la sucesión.
Copyright © 2012 Abogado Herencias Madrid · SMF MONCLÚS Todos los derechos reservados


AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD Safe Creative #1511270208311



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información