Logotipo abogados Herencias
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

La apertura de la sucesión y sus efectos

La apertura de la sucesión y sus efectos

La apertura de la sucesión significa que unas relaciones jurídicas se han quedado sin titular, debiendo ser ocupado el lugar dejado vacante por otra persona. En cuanto al hecho que origina la apertura de la sucesión hay que decir que se trata de la muerte de la persona física. A dicha muerte se equipara la declaración oficial de fallecimiento de una persona. En tal caso, se abrirá su sucesión, con ciertas cautelas, que obedecen a la posibilidad de que el declarado fallecido viva o se presente, en cuya hipótesis ha de recuperar los bienes.

Así pues, la apertura de la sucesión se produce en el momento de muerte del causante de la herencia. Es al abrirse la sucesión cuando el llamado a la herencia ha de cumplir los requisitos esenciales para poder suceder, sobrevivir al causante y tener capacidad para heredarle. Cuando se duda entre dos personas llamadas a sucederse quién ha muerto primero, rige la llamada presunción de conmoriencia. En este sentido, quien sostenga la muerte anterior de una u otra, debe probarla, a falta de prueba, se presumen muertas al mismo tiempo y no hay lugar a la transmisión de derechos de uno a otro. Por último, decir que el lugar de la apertura será el último domicilio del finado.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE